José María Villalobos: Las principales líneas de actuación son las mejora de los servicios públicos y las barriadas, con una expansión en las cuentas dedicadas a las políticas verdes y educativas.

El presupuesto de 2020 alcanza los 48.113.562,43 euros, un 12,16% más que en el presupuesto de 2019. El presupuesto de Utrera para el año que viene son una demostración de la fortaleza y de la buena salud de la economía utrerana. El alcalde ha destacado que son unos presupuestos sociales, solventes, ecológicos y que piensan en el empleo. 

Una vez más el equipo de gobierno que dirige José María Villalobos ha presentado el nuevo presupuesto municipal que será aprobado en los próximos días y que entrará en vigor a principios de 2020. Estos presupuestos son un reflejo de la situación socioeconómica que está viviendo Utrera. Así, son numerosas empresas las que se están instalando o ampliando sus centros de trabajo en Utrera (Transportes Vigar, Bay WA, Cubyko, Caffè Imperiale, Aguas del Huesna, Iturri, Hotel Mare, Hotel San Fernando, Canagrosa, fábricas de pienso, etc.). Además, próximamente van a comenzar nuevas promociones de viviendas en el antiguo solar del Champions, en Los Ruedos de Consolación, cuesta del Merendero, Naranjal del Castillo, etc.).

Las cuentas municipales se acercan ya a los 50 millones de euros. El regidor utrerano ha explicado que dicho aumento se debe a una mejora constante de la recaudación en todas las clases de ingresos municipales, “a pesar de una fuerte contención en las tasas municipales”. En ese sentido, Villalobos ha recordado que el principal impuesto municipal, el IBI, subió entre 2003 y 2015 el doble. Durante esos años el recibo medio pasó de unos 150 euros a casi 300 euros al año. “Sin embargo, desde que estamos gobernando se ha congelado e incluso bajado en una ocasión”.

Sin embargo, una de las principales características del presupuesto utrerano es el aumento de la recaudación a pesar de la congelación de la mayoría de las tasas municipales. Si entramos en detalles los ingresos aumentan el año que viene derivado de las liquidaciones del ICIO proveniente de grandes proyectos industriales y el auge de la construcción (próximamente se comenzarán obras de envergadura en Los Ruedos de Consolación, solar Champions, cuesta del Merendero, Naranjal del Castillo, etc.); un aumento de la recaudación por basura y el IBI, una mayor recaudación debido por el impacto de la economía en las tasas urbanísticas, el acuerdo de pago con dos de los principales morosos, etc.

En cuanto al capítulo de gastos este aumenta en un 12,16%, “en consonancia con la estrategia de mejora de los servicios públicos que estamos desarrollando”. Así, Villalobos ha recordado que se seguirá invirtiendo en la mejora de las zonas verdes, en el mantenimiento y mobiliario urbano, en el alumbrado público, en la limpieza de nuestras calles, etc.

Por partidas destaca el aumento del presupuesto dedicado a medio ambiente, parques y jardines un 92%; un 63% el destinado a Educación, 22% a seguridad ciudadana, 22% a mantenimiento urbano, 12% a servicios sociales, 19% a Igualdad, 30% a empleo, 23% a movilidad, etc.

También hay que destacar una nueva gran bajada en los gastos financieros, disminuyendo hasta en un 75% “fruto de las continuas amortizaciones anticipadas de deuda, siendo actualmente testimoniales”. Así, “recordamos que en 2015 se presupuestaron casi 500.000 euros para el pago de intereses cuando el año que viene no llegará ni a 10.000 euros”.

El alcalde ha aprovechado la ocasión para presentar un nuevo plan de impulso económico que alcanza a una gran cantidad de calles y barriadas utreranos. Así, en cuanto a las inversiones se contemplan la renovación de la red de saneamiento de los pisos de La Fontanilla, el arreglo de la avenida de los Naranjos, otras actuaciones en barriadas así como en colegios y edificios patrimoniales como la Casa Surga, Niño Perdío y Castillo, un plan de reforestación de zonas verdes, obras de mejora en la Feria, calles Torre del Valle, Torre Quemada, Molino, María Alba, Sevilla y Cristóbal Colón, etc. “Vamos a cumplir con paso firme nuestro programa de gobierno”, ha asegurado José María Villalobos.

Para concluir, el alcalde ha declarado que “los utreranos pueden estar tranquilos con la gestión de su dinero ya que en el ayuntamiento miramos cada gasto como si fuera nuestra casa; gastando lo necesario y en lo más importante, e invirtiendo cuando se puede”. En definitiva, son unos presupuestos “sociales, solventes, ecológicos y que piensan en el empleo”.

Puedes acceder a la presentación haciendo click aquí.