Tras la declaración del estado de alarma, el Ayuntamiento de Utrera ha decidido aplicar una serie de medidas entre los trabajadores municipales con el fin de evitar la propagación del virus Covid-19.

Es intención del Ayuntamiento de Utrera garantizar en todo momento los servicios públicos básicos, como son los bomberos, la policía local, el alumbrado público, el abastecimiento de agua, la limpieza pública o la recogida de residuos. Así como el resto de servicios en la medida de lo posible y de las circunstancias. Esta situación irá evolucionando y adaptando conforme se vayan desarrollando los acontecimientos durante este periodo.

En sintonía con el Real Decreto 463/2020 que desarrolla el estado de alarma, se va a dar preferencia absoluta al trabajo por turnos, con el fin de minimizar los contactos entre trabajadores. Además se reduce la jornada, siendo la de mañana de 6 horas y 5 la de la tarde. El turno de mañana empezará antes de las 8:00 de la mañana y el de tarde acabará a las 20:00 horas de la tarde. Además, los trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento no podrán salir en ningún momento, por lo que no se podrá salir a desayunar aunque sea al domicilio.

Todos los centros de trabajo permanecerán cerrados a los ciudadanos, incluido el Servicio de Atención al Ciudadano (SAC). Por lo que todas las gestiones se tendrán que realizar a través de la sede electrónica, mediante teléfono o correo electrónico. Dentro de los centros de trabajo solo podrá haber empleados municipales, salvo autorización expresa.

En cuanto a la incorporación prevista para el personal del PFOEA se aplaza 15 días. Asimismo, se están aplicando medidas similares con los trabajadores de todas las empresas que proveen servicios municipales.

El alcalde de Utrera, ha querido agradecer “el gran trabajo que están llevando a cabo todos los trabajadores municipales y empresas que nos prestan servicios, que están desarrollando con total diligencia y responsabilidad, todas las medidas que estamos tomando en relación al Covid-19″. No ha querido dejar atrás en los agradecimientos a la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil así como a las empresas privadas “a las que hemos acudido de urgencia y que nos han echado un cable como Hermanos Ayala, Hermanos Rubio, Hermanos Tirado, Agrollanos, Pedro Lobarto, Químicas Dumas y Ferretería Martínez”.