A través de la aprobación de un plan parcial, se da vía verde a la instalación de una superficie comercial en una parcela actualmente baldía en la entrada de Utrera. 

Este plan parcial afecta a una parcela sin desarrollar urbanísticamente en la carretera A-376, frente a la gasolinera BP, una de las más grandes que quedan en esta zona de Utrera sin urbanizar, para que su uso pase a ser comercial y pueda desarrollarse en ella actividad económica. 

“Hoy se culmina un procedimiento para que en esta parcela se desarrolle una superficie comercial. Este plan parcial supone una reactivación de la zona generando empleo y riqueza”, ha explicado José María Villalobos, alcalde de Utrera. “Hay que agradecer y enorgullecerse de contar en Utrera con iniciativa empresarial dispuesta a embarcarse en proyectos como este, es importante que sepan que cuentan con un gobierno municipal que pone de su parte y trabaja para que este tipo de iniciativas salgan adelante”.

Este proyecto va a generar una superficie comercial que favorece la regeneración urbana, tanto en estética como en movilidad y urbanismo y que generará  más de una decena de empleos directos e indirectos en la zona. Además, dentro de este plan, el Ayuntamiento dispondrá de una zona de equipamientos y espacios verdes en la trasera de la parcela, entre la calle del Depósito y la vía del tren, que conectará con la barriada del Carmen, lo que supondrá la integración de este barrio en la nueva zona comercial y la ampliación de servicios y dotaciones.

El Plan Parcial es un instrumento urbanístico para organizar el crecimiento de un nuevo sector o nueva área de la ciudad, estableciendo los usos urbanísticos, tanto de carácter lucrativo y económicos, como de servicios público y social, el sistema de espacios libres, las comunicaciones y las instalaciones y redes de servicios básicas.

“A través de un plan parcial como el que hemos aprobado definitivamente hoy la ciudad crece de manera cohesionada y ordenada bajo el modelo de ciudad moderna europea, desarrollándose espacios dentro del casco urbano que estaban desaprovechados; y que gracias al impulso del gobierno municipal, junto a la iniciativa privada,  hoy se ven culminados. En definitiva, un proyecto que beneficiará a la barriada más cercana y a los utreranos en general por el empleo que generará”, ha concluido Manuel Romero, concejal de Urbanismo.