Hoy 76 utreranos han comenzado a trabajar dentro del Plan de Emergencia Social, antiguo PUM (Plan de urgencia municipal), un programa de inserción laboral del Ayuntamiento de Utrera  y la Diputación Provincial de Sevilla. 

Para la puesta en marcha del nuevo Programa de Empleo para la Prevención de la Exclusión Social, hasta ahora conocido como Plan de Urgencia Municipal, el Ayuntamiento de Utrera ha aportado en torno a 100.000 euros que se suman a los 250.000 euros de la aportación provincial. En total, 320.000 euros que se ponen a disposición de las familias más vulnerables de nuestra ciudad con los que se va a contratar un total de 76 personas que trabajarán durante 3 meses.

Con este Programa para la Prevención de la Exclusión Social pretende facilitar recursos a familias con grave problemática socioeconómica a fin de evitar situaciones de exclusión social; a mejorar situaciones de personas en exclusión social; a mejorar situaciones de personas en exclusión social, mediante intervenciones en el ámbito comunitario; dotar a la población con dificultades sociales y con personas a su cargo de estrategias y técnicas adaptadas a la actual situación económica; incrementar las probabilidades de incorporación en el mercado laboral a mujeres en situación de riesgo o proclives a desembocar en situaciones de exclusión social, con carácter preferente víctimas de violencia de género con objeto de contribuir a paliar el problema del desempleo de las mujeres; contratar a jóvenes con dificultades sociales que les impidan continuar con sus estudios universitarios o ciclos formativos de grado medio o superior y realizar pequeñas obras de interés social para el municipio.

Los destinatarios son en exclusiva utreranos y utreranas en situación de desempleo, y deben estar empadronados en Utrera a 1 de enero de 2020 y pertenecer a una unidad familiar en umbrales económicos inferiores al 1,5 del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples para las unidades familiares de un solo miembro, 798,76 euros; al 1,75 del IPREM para unidades familiares de dos miembros, 931,89; y a dos veces el IPREM para unidades familiares de tres o más miembros, 1.065,02 euros.

El delegado de Recursos Humanos, Manolo Romero, junto con la delegada de Servicios Sociales, Rocío Ayala, han destacado el trabajo de ambas delegaciones para que el Plan de Emergencia Social de este año se ponga en marcha cumpliendo con todas las premisas marcadas. “Son momentos en los que la coordinación resulta fundamental, ya que el objetivo primordial es ofrecer empleo a aquellas personas que peor lo están pasando, y desde el gobierno municipal vamos a poner siempre todas las herramientas para lograr este fin”, han declarado de manera conjunta.

A este plan que comienza hoy se le suma una edición extraordinaria, de refuerzo ante la crisis sanitaria, del Programa para la Prevención de la Exclusión Social. A esta convocatoria extraordinaria el Ayuntamiento de Utrera aportará otra cifra cercana a los 100.000€ euros, que sumados a los 340.444,66 euros que aporta la Diputación supone una inversión total de 418.746,93 euros.  Esta edición del Plan de Emergencia Social va a suponer la contratación de unas 80 personas antes de que finalice 2020 y también con una duración de 3 meses.