Las obras consisten en mejoras en la pavimentación, abastecimiento, alcantarillado y canalizaciones.

Las obras afectan a la totalidad de la calle Molino, contemplando la sustitución de la pavimentación, de la red de abastecimiento y saneamiento, y la ejecución del soterramiento, en cruces, de las líneas eléctricas, red de telecomunicaciones y red de alumbrado existentes.

Actualmente la calle tiene transito peatonal y de vehículos a distintos niveles y carece de un itinerario peatonal accesible ya que el acerado es de pequeña dimensión. Las dimensiones de la calle impiden que pueda tener un acerado con el ancho mínimo que establece la normativa por lo que se ha proyectado la solución de una plataforma única, es decir, la eliminación del acerado para cumplir los criterios de accesibilidad y la eliminación de barreras arquitectónicas. 

En cuanto a las instalaciones de abastecimiento y saneamiento, se sustituirán las existentes por las nuevas conforme a las indicaciones realizadas por Aguas del Huesna y en cumplimiento a la nueva normativa vigente. En los cruces  se realizarán las canalizaciones para el soterramiento de las líneas eléctricas aéreas, la líneas de alumbrado y la red de telecomunicaciones.

 Esta obra es una de las que se recogen en el plan de inversiones presentado por el Ayuntamiento de Utrera a principios de año, cuyo objetivo es seguir mejorando Utrera al mismo tiempo que se dinamiza la economía local y se genera empleo. Villalobos ha vuelto a recordar que uno de los principales objetivos de su equipo de gobierno es “la constante mejora de la ciudad encaminada al aumento de la calidad de vida”.  “A pesar de que el Ayuntamiento de Utrera se encuentra enfocado principalmente en la lucha contra el coronavirus, seguimos en nuestro plan de mejora constante de las infraestructuras de la ciudad” ha concluido el alcalde de Utrera.