En la mañana de ayer tuvo lugar la apertura de sobres para la pavimentación del primer tramo del Camino de Molares que salió a licitación por un precio de 58.198,97 euros.

La empresa ganadora tiene ahora un plazo de 10 días para presentar la documentación para que se pueda firmar el contrato y empezar la obra. Dicho tramo corresponde al antigua Cañada Real de Pajarero.

José María Villalobos ha recibido esta mañana a un grupo de vecinos del Camino de Molares y les ha explicado que mientras se ejecuta la obra del primer tramo se procederá a la licitación del segundo tramo, Cañada Real de Pajarero y Morón, ya que hay que subsanar un error técnico, por un valor de 235.801,01 euros.

Por lo tanto, el alcalde de Utrera, José María Villalobos, cumple con los plazos con los que se había comprometido con los vecinos del Camino de Molares cuando a principios del pasado mes de mayo les trasladó que “en torno a la fiesta de los Juanes terminaríamos el procedimiento de contratación y podríamos empezar las obras”.

Estamos ante un nuevo paso más dentro del proceso complejo, que empezó en febrero de 2016, y que supone la afectación por mutación demanial del Camino de Molares.

El proyecto de obras para el acondicionamiento del firme del viario de las Cañadas Reales de Pajarero y de Morón tiene como objetivo “permitir las comunicaciones rurales y, en particular, el desplazamiento de vehículos y maquinaria agrícola”. Así, las obras incluyen: la limpieza y desbroce de los márgenes del viario, la limpieza y perfilado de cunetas y arcenes existentes, la ejecución de salvacunetas mediante tubos de hormigón centrifugado en los accesos al viario desde las fincas colindantes donde sea necesario, y por último, pavimentación del viario y señalización.