Select Page

Paco Campanario: los utreranos siguen esperando alguna frase de disculpa o perdón público por parte de los responsables de la mayor pérdida patrimonial sufrida en la historia del Ayuntamiento de Utrera.

Paco Campanario: los utreranos siguen esperando alguna frase de disculpa o perdón público por parte de los responsables de la mayor pérdida patrimonial sufrida en la historia del Ayuntamiento de Utrera.
Declaraciones del portavoz municipal del Ayuntamiento de Utrera Paco Campanario:
  • Es importante recordar y hacer memoria de lo que la situación que se encontró el equipo de gobierno el pasado 15 de junio de 2015 con respecto a las promociones de viviendas sociales Movimiento Maqui, Brigadas Internacionales y Antonio de Nebrija.
  • Dichas promociones se encontraban en un concurso de acreedores declarado en 2012 respecto a Produsa (sociedad pública del Ayuntamiento de Utrera quebrada por la nefasta gestión del PA entre 2003 y 2015, años en los que se usó como patio trasero de los andalucistas). Sobre las espaldas de esas viviendas, en las que viven cientos de utreranos y utreranas, recaían unas hipotecas de 4.5 millones de euros.
  • Lo más sangrante, es que a mediados de 2015, el Ayuntamiento de Utrera no se había movido para alcanzar ningún acuerdo en relación al futuro de dichas promociones y de las personas que en ellas vivían. La única propuesta que había encima de la mesa era con respecto a las viviendas pertenecientes a Bankia, concretamente las de Antonio de Nebrija, en las que se proponía que la entidad bancaria se quedase como propietaria y pudiese decidir el futuro de las familias que vivían en las viviendas y que el Ayuntamiento se quedase como mero tramitador y recaudador de los alquileres.
  • Desde entonces nuestra postura fue que dichas viviendas tenían que quedarse dentro del ámbito de la gestión pública, y que este equipo de gobierno lucharía por garantizar el bienestar de sus inquilinos. Por el camino fueron apareciendo varias piedras por el camino como el pago por incumplimiento de 88.000 euros en 2016 porque una subvención concedida en 2010 para el pago de dichas hipotecas se destinó a otros fines o incluso la alineación de los intereses del PA y de una de las entidades bancarias en medio de las negociaciones, anteponiendo los intereses políticos del PA y los monetarios de la banca a los intereses vitales de las personas que en dichas viviendas viven.
  • La situación actual es que el Ayuntamiento de Utrera ha adquirido las 48 viviendas afectadas de Brigadas Internacionales, siendo aprobada esta compra en el Pleno Ordinario del pasado mes de abril. El resto de las viviendas siguen perteneciendo a los bancos ya que, aunque el Ayuntamiento sigue insistiendo y luchando por sus compras y que, las viviendas afectadas de Movimiento Maqui y Antonio de Nebrija corran la misma suerte que las de Brigadas Internacionales, quedando estas en el ámbito de la gestión pública y lejos de los fondos buitres.
  • La señora portavoz del PA siempre ha sido informada por el delegado de Urbanismo, a través del Pleno, de la situación de las viviendas sociales. Es lamentable que los causantes de la quiebra y ruina de Produsa, aquellos que dejaron en mano de las entidades bancarias la totalidad de las viviendas sociales, y nunca se preocuparon de informar ni de aplicar la transparencia; ahora exijan sin el más mínimo rubor una solución rápida a tan complicado problema que ellos mismos crearon: es como si el pirómano causante del incendio, riñese y criticase a los bomberos mientras apagan el fuego, y no contentos con tan vergonzoso comportamiento hicieran todo lo posible por avivar las llamas. Mientras, los utreranos siguen esperando alguna frase de disculpa o perdón público por parte de los responsables de la mayor pérdida patrimonial sufrida en la historia del Ayuntamiento de Utrera.
Share This
X