El domingo 24 de noviembre, por quinto año consecutivo para celebrar el día de Santa Cecilia, los instrumentos saldrán de las salas de música, teatros, academias, locales de ensayo, escuelas… para inundar las calles de Utrera con acordes, melodías y ritmo.

Tres pianos colocados en espacios emblemáticos de Utrera: el Niño Perdido, Porche de Santa María y Plaza de Gibaxa, podrán ser tocados por aficionados, profesionales, alumnos, niños y mayores. Como novedad este año se han creado dos espacios especiales para la danza, como la más expresiva representación visual de la música. En la Plaza de la Constitución se dibujará un escenario virtual con la leyenda “Aquí toca Flamenco” y en la Plaza de Pío XII estará el escenario dedicado a la música y la danza clásica con la inscripción “Aquí toca clásico”

Desde las 11:00 hasta las 14:00 horas, tanto los pianos como los escenarios de danza, estarán a disposición de cualquier ciudadano con alma de músico y bailarín.

Cada 22 de noviembre se celebra el Día de la Música en honor a Santa Cecilia, patrona de la música y los músicos desde 1594, cuando el papa Gregorio XIII le otorgó tal honor. Cecilia era una patricia romana que se convirtió al cristianismo y se dice que el día de su boda, mientras los músicos tocaban, ella cantaba a Dios en su corazón ya que ella había decidido entregarle su vida y tuvo que casarse por deseo de su padre. Posteriormente, fue torturada por su conversión y murió un 22 de noviembre de un año indeterminado, entre el 180 y el 230. Como todas las nobles romanas Cecilia se inició desde temprana edad en la práctica de diversos instrumentos y su amor por la música era conocido entre todos los que la conocían.