Select Page

La compra del “Niño Perdío”, un paso firme por la recuperación del patrimonio histórico y artístico de Utrera

La compra del “Niño Perdío”, un paso firme por la recuperación del patrimonio histórico y artístico de Utrera

Esta mañana se ha firmado en la notaría la escritura de compraventa del histórico edificio del siglo XIV conocido popularmente como el “Niño Perdío”.

Desde el inicio del mandato se viene desarrollando una política estratégica de ciudad en la que la recuperación del patrimonio y la puesta en valor del mismo juega un papel central. El objetivo es ofrecer Utrera como un destino atractivo para el turismo de interior, de raíces, cultural y de cercanía, gracias al rico patrimonio histórico y artístico y a la musealización de varios de estos espacios.

La compra del “Niño Perdío” era una de las prioridades ya que se trata de una de las fincas con más posibilidades de ser puesta en valor como un espacio museístico. Al respecto, el alcalde de Utrera José María Villalobos ha indicado que “son muchas las posibilidades que tenemos para otorgar personalidad y atractivo a este futuro espacio cultural”.

A lo largo de los últimos dos años han sido numerosas las reuniones que se han mantenido con diferentes agentes de turismo relacionados con el turismo sefardí (Centro Sefarad-Israel, compañía aérea israelí EL AL, Red de Caminos de Sefarad, etc.) ya que, según todo indica, el edificio es una antigua sinagoga medieval.

Esta actuación tiene para la ciudad de Utrera un elevado beneficio económico y cultural al recuperar un histórico inmueble en un enclave emblemático del centro histórico que invita a pasear y admirar el atractivo del singular pasaje también conocido como el “Niño Perdío” y las casas que formaron parte del antiguo barrio judío. “En definitiva, no es sino un paso más en nuestra estrategia de incluir a Utrera en la red de ciudades medias que ofrecen, tanto al ciudadano como al visitante, una rica experiencia y programación cultural”, ha declarado Villalobos.

Una de las pocas sinagogas medievales que quedan en España

Pese a la importancia de la comunidad sefardí a lo largo de numerosos siglos de la historia de nuestro país, solo se reconocen cinco sinagogas anteriores a 1492, año en el que los judíos fueron expulsados de España por los Reyes Católicos. Serían las del Corpus Christi en Segovia, Tránsito y Santa María la Blanca en Toledo, la de Córdoba y la del Agua en Úbeda.

El primer historiador que relaciona este espacio con su uso originario como sinagoga es el utrerano Rodrigo Caro a principios del siglo XVII: “Los judíos que vivían en esta Villa tenían señalado barrio que era la Plaza del Altozano, junto al Hospital de la Misericordia, que en lo antiguo se llamaba Valdejudios; y dicho hospital era la sinagoga”. El Hospital de la Misericordia para niños expósitos fue el segundo uso de dicho edificio que contó también con una capilla católica. Ya en el siglo XX se usó como colegio, restaurante y bar de copas.

José María Villalobos ha informado que “tras el arreglo de la cubierta que se encuentra en mal estado” hay que “hacer las preceptivas catas arqueológicas para certificar con certeza de que estamos ante una sinagoga medieval”. Este hecho, que debe ser reconocido por la comunidad científica, indica el alcalde utrerano que “nos colocaría de lleno entre las rutas sefardíes, uno de los segmentos turísticos que más está creciendo en los últimos años y en el que podremos jugar un papel muy importante ya que sería casi la sinagoga medieval más grande de España”.

El historiador municipal informa que este inmueble está catalogado con Grado B, en el Plan Especial de Protección y Catálogo del Conjunto Histórico de Utrera. Así, contiene restos edificatorios correspondientes a los siglos finales de la Edad Media, la Modernidad e incorporaciones posteriores (siglo XVIII-XX). “De toda la edificación, sin duda, es la capilla lo más interesante, pues conserva la estructura de una cuidada sala divida en tres naves con arcadas sobre columnas bajomedievales que se cubren con una bella armadura mudéjar. La cual es el mayor indicio que justifica que anteriormente fuera la sinagoga de la judería utrerana, si bien, estos indicadores arquitectónicos deben confirmarse con una excavación arqueológica en extensión incluyendo el análisis de los paramentos, que harían posible la personalidad de este segmento informativo”.

La recuperación del patrimonio, clave en el posicionamiento de ciudad

La compra del “Niño Perdío” es solo la última compra después de un mandato en el que han sido numerosas las actuaciones llevadas a cabo para la recuperación de buena parte del patrimonio histórico artístico, unas de las políticas de posicionamiento de la ciudad como se ha explicado en numerosas ocasiones.

Así, Villalobos ha recordado “la reciente y espectacular vista que los utreranos y las utreranas hemos descubierto hace apenas unos días con el derribo de las dos casas que hemos comprado en las faldas del Castillo y que van a suponer un nuevo espacio para la ciudadanía de Utrera y en el que se ubicará el futuro museo de escultura al aire libre”. El Castillo de Utrera, olvidado y oculto con el paso de los años, se configura así como el centro de todas las políticas de recuperación del patrimonio de nuestra ciudad.

Además, ha recordado la restauración de la Puerta del Sol de Santa María, devolviendo a dicha entrada un esplendor que llevaba ocultos cientos de años. También se ha actuado en la Iglesia de Santiago y en los conventos de Madres Carmelitas y Hermanas de la Cruz. En el apartado de las iglesias, hay que destacar la próxima restauración del retablo mayor del Santuario de Consolación en colaboración con el Arzobispado.

En cuanto a la Casa Surga, ha recordado que “ya se está trabajando en su puesta en valor, una actuación modelo que está generando mucha expectación en el sector porque son pocas las veces las que se ha recuperado un edificio casi derruido con las técnicas que estamos usando”. En cuanto al futuro museo de la ciudad ha indicado que “hemos presentado un proyecto al 1,5% cultural del Ministerio de Fomento que, en el caso de que nos lo den, tendremos suficientes recursos para su puesta en marcha”.

Twitter

Share This
X