El Ciclo de Talleres Formativos para la Salud Integral de las Mujeres que el Ayuntamiento de Utrera, organizados dentro del programa “Utrera ante las drogas” e  incluidos en las actividades que s han realizado en torno al 25 de Noviembre, día internacional para la erradicación de la violencia de género, ha sido un gran éxito de participación. 

“Es de nuestra responsabilidad y cometido, desde el Ayuntamiento de Utrera, y concretamente desde el proyecto “Utrera ante las Drogas”, llevar a cabo en materia de género y drogodependencias, una actuación dirigida a mujeres para la prevención del consumo y adicción de psico-fármacos. Se sabe que hay un consumo invisible y escondido de ansiolíticos y antidepresivos en mujeres de nuestro municipio. Se trata del desarrollo de un taller vivencial, práctico y transformador, como apoyo al tratamiento, en aquellos casos de mujeres bajo prescripción médica de estas sustancias, o bien en aquellos casos de mujeres, que por exigencias personales, familiares o sociales, recurren a este consumo para poder
hacer frente a situaciones de dificultad. Estamos llevando a cabo todas las medidas preventivas posibles para conseguir la protección integral de este colectivo social vulnerable y luchar por la integración, la no discriminación e igualdad de oportunidades en nuestro municipio.” con estas palabras la delegada de igualdad, Violeta Fernandez, inauguró este ciclo de talleres.

36 mujeres han asistido a los cuatro talleres monográficos que tenían como objetivo facilitar la toma de conciencia, el crecimiento y el empoderamiento de las mujeres participantes sobre su propia salud y autocuidados, su propia autonomía y su disfrute, en definitiva, su propiciar que persigan su propio bienestar como mujeres autónomas e independientes.
“Han sido cuatro talleres vivenciales donde se ha trabajado la asociación entre el género y el bienestar de las mujeres, haciendo hincapié en “los malestares de las mujeres”, que como bien determina la OMS, afecta a la salud tanto física como emocional” ha explicado la Delegada de Igualdad.

En estos talleres se han ofrecido claves para reconocer esos malestares físicos y emocionales, saber reconducirlos con alternativas que les devuelvan la paz interior y toma de conciencia también se ha abordado el abuso de psicofármacos para contrarrestar estos síntomas, cada día más extendido entre las mujeres de nuestro país.
“La reflexión facilita, a través de procesos creativos propios de la arteterapia y técnicas de coaching, el entendimiento de cómo se relacionan nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestro cuerpo. Se aprende experimentando y mucho mejor, si es a través de la diversión, dos claves fundamentales en la metodología a aplicar” nos explica Mar Romero Alba, opereta en género e intervención social, monitora de los talleres. “El proceso vivencial de estos talleres se caracterizará por favorecer el respeto, el buen trato y la sonoridad entre las participantes. Siempre actuando desde un prisma feminista, fomentando el espíritu crítico necesario para el crecimiento y empoderamiento de estas mujeres”.