Select Page

El Ayuntamiento y los médicos de Utrera en contra del uso de las cachimbas

El Ayuntamiento y los médicos de Utrera en contra del uso de las cachimbas

El Ayuntamiento de Utrera, en colaboración con los profesionales sanitarios de los Centros de Salud Norte y Sur y del Hospital de Alta Resolución, van a poner en marcha una campaña en la zona del mercadillo a lo largo de la mañana del miércoles 30 de mayo.

María José Ruiz, delegada de Políticas Sociales e Igualdad, ha indicado que “estamos muy preocupados por las consecuencias negativas que provocarán en la salud de nuestros adolescentes el consumo de tabaco, y especialmente en la nueva moda de fumar con cachimbas”.

En ese sentido, ha declarado que “todos sabemos los efectos nocivos de fumar, y las enfermedades que están relacionadas con su consumo. La mejor manera de luchar contra ello es con medidas preventivas, y evitar que los jóvenes se inicien en este consumo”. El fumador de cachimba también está tragando y respirando pintura, gas butano, cera, combustible para cohetes, pastillas para hacer fuego, gas de alcantarilla, pilas, insecticidas, veneno, detergente e incluso gas de escape.

Ruiz ha recordado que “fumar en estos artilugios no es inocuo, como muchos creen o piensan, porque fumar en cachimba también es fumar, y se consume tabaco además de otras cosas que les añaden para potenciar sus efectos”.

¿Qué consumimos cuando fumamos en Cachimba?

  • En una sesión media de consumo de tabaco en cachimba, el humo aspirado corresponde, comparativamente, al humo de unos 100 cigarrillos, lo que puede provocar enfermedades pulmonares graves, como por ejemplo bronquitis crónica, EPOC, se agrava el asma, etc.

  • Al consumirse nicotina a través de vapor de agua, ésta se absorbe mucho mejor y pasando antes al aparato respiratorio y al cerebro, por lo que la dependencia se establece más rápidamente.

  • Los agentes de combustión (como carbón u otras sustancias) que se emplean en las cachimbas emiten sus propios compuestos tóxicos (como monóxido de carbono, metales pesados y toxinas) que pueden causar cáncer.

  • Resulta difícil el control de los ingredientes que se emplean en las cachimbas, tanto para la combustión como para la inhalación que se compran en bazares y resto de comercios no debidamente autorizados. Debido a ésto, es difícil saber qué enfermedades contraerán los jóvenes consumidores de estos productos desconocidos.

  • Compartir boquillas y mangueras (aún cuando se laven) aumenta el riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas graves como por ejemplo la tuberculosis, la hepatitis, la mononucleosis (enfermedad del beso) y herpes.

  • La Cachimba, es uno de los productos son llamados “de iniciación” por la industria tabaquera, es decir, favorecen la captación de futuros consumidores. Los sabores suaves y dulces inician a jóvenes que, en un principio, quizá no son consumidores de cigarrillos.

  • ¡El consumo de tabaco (cigarrillos, puros, pipa, cachimba, etc.) en menores de edad no debemos asumirlo como algo normal!

Por todo lo anterior, el próximo miércoles 30, entre las 10:00 y las 13:00 horas aproximadamente, se instalará una carpa en la zona del mercadillo en la que los profesionales de Salud y técnicos de Prevención de Drogodependencias y Adicciones ofrecerán toda la información a quienes estén interesados en relación al consumo de esta droga.

Por otro lado, los profesionales de Salud aprovecharán la ocasión para ofrecer a aquellas personas que lo deseen la posibilidad de sumarse a los Grupos de Deshabituación Tabáquica que existen en los Centros de Salud.

Se realizarán pruebas de coximetrías a todas aquellas personas fumadoras y ex fumadoras interesadas en conocer el estado en el que se encuentran sus pulmones, informando, a su vez, sobre los riesgos cardiovasculares.

Share This
X