Select Page

EL AYUNTAMIENTO DE UTRERA TOMA POSESIÓN DE LAS SALAS DE CINE

EL AYUNTAMIENTO DE UTRERA TOMA POSESIÓN DE LAS SALAS DE CINE

Tres años de largas negociaciones culminan hoy con la adquisición por parte del Ayuntamiento de Utrera de las salas de cine situadas en el Centro Comercial Los Molinos, cerradas desde 2012. El alcalde, José Maria Villalobos da respuesta, una vez mas, a una de las peticiones mas insistente de los utreranos.

El alcalde nos relata cómo ha sido el trabajo realizado por el gobierno local para llegar hasta el día de hoy: “ha sido un camino muy duro, varios años de reuniones y muchas horas de trabajo invertido, pero eso no nos ha hecho desfallecer y hemos persistido a pesar de los inconvenientes que han ido, surgiendo, sin perder de vista nuestro objetivo. Estamos muy satisfechos de haber cumplido con el compromiso que adquirimos con el pueblo de Utrera. A partir de este otoño todos volveremos a disfrutar del cine sin salir de nuestra ciudad”.

Momento de la firma de escrituras del cine

Sin duda, la mayor adversidad a la que debía hacer frente el Ayuntamiento  de Utrera era el precio de salida del cine, una cifra que ascendía a más de dos millones de euros, una cantidad que no era asumible por parte del consistorio. Esto supuso un complejo proceso de análisis de viabilidad, reuniones y negociaciones que culminaron cerrando el precio de venta en 685.000 euros. Con este acuerdo el Ayuntamiento se convierte en propietario de los mas de 3.000 metros cuadrados que ocupan las nueve salas del cine con sus correspondientes cuartos de proyección y maquinaria, las taquillas de la planta baja, la zona de ambigú y un 30% de las plazas de aparcamiento subterráneo de las instalaciones del centro comercial. El consistorio local ya ha iniciado conversaciones con empresas operadoras que se hagan cargo de la gestión de las salas, para que su apertura sea lo mas rápido posible, en cuanto estén todos los trámites legales finalizados.

“Hoy podemos decir con orgullo que Utrera tiene un cine municipal” ha declarado satisfecho José María Villalobos.

El cine de Los Molinos llevaba siete años cerrado y sin ningún tipo de uso, esto, sumado a la crisis económica,  supuso que el resto del centro comercial fuera perdiendo funcionalidad y su potencial se viera seriamente mermado. Todos los locales comerciales habían sido cerrados, quedando solo abiertos algunos negocios

de restauración, lo que provocó un deterioro considerable del centro comercial. Esta situación de abandono de las instalaciones la sufrieron sobre todo los jóvenes de nuestra localidad, el centro comercial se había convertido en un punto de encuentro, lleno de posibilidades de entretenimiento, compras y hostelería , y esto desapareció paulatinamente hasta el cierre completo de la zona comercial. Por ello, como ha explicado José María Villalobos, “era una necesidad imperiosa devolverle a Utrera los cines y todo lo que ello supone, aunque nos ha costado años de esfuerzo y lucha, teníamos que ser valientes y anteponer las necesidades y reclamaciones del pueblo a cualquier interés electoral”, “teníamos claro que esta zona de Utrera debía convertirse en un lugar dedicado al sector mas joven de la población por lo que era de vital importancia reabrir los cines, reactivar el centro comercial, crear zonas de ocio juvenil como las pistas de skate, motivando así la iniciativa privada que completen la oferta de ocio que aleje a nuestros jóvenes del alcohol, el tabaco y otras drogas”

El Ayuntamiento confía que la reapertura de las salas de cine reactivará la actividad económica y comercial de Los Molinos y convierta toda esa zona en un lugar de referencia social y de ocio. Las barriadas que rodean el centro comercial han sufrido el impacto negativo que supuso el cierre de los cines y el posterior abandono de resto de las instalaciones comerciales. El Ayuntamiento, consciente de la depresión urbanística y de inversiones privadas que sufrió la zona, ha llevado a cabo una serie de actuaciones con el fin de incrementar la oferta lúdica  teniendo siempre presente que el cine volvería a abrir sus puertas. Ejemplo de estas acciones son la construcción de las pistas de skater y la futura zona de calistenia. 

Finalmente, el alcalde ha querido poner en valor las dimensiones de esta adquisición, “comprar estas salas de cine, no solo supone devolver al pueblo una oferta cultural que Utrera nunca debió perder, supone activar la economía de la zona y de toda la localidad, atraer a los vecinos de pueblos cercanos y seguir aumentando la oferta de ocio, cultura y comercio de nuestra ciudad”.

Share This
X