A lo largo de los últimos tres años y medio se han multiplicado los recursos y los programas destinados a la contratación de personas, formación y orientación laboral con el objetivo de mejorar la empleabilidad de los utreranos y las utreranas y luchar contra el desempleo. Asimismo, una de las políticas sociales que más importancia han adquirido han sido todas las relacionadas con la lucha contra la pobreza.

Uno de los proyectos que se han impulsado, para paliar el desempleo y al mismo tiempo reducir la tasa de pobreza de nuestra ciudad, ha sido un programa de empleo social en colaboración con el tejido asociativo a través del plan Inserta Empleo Utrera. Ese plan se desarrolló entre los meses de marzo y agosto de este año y posibilitó la contratación de una veintena de personas en situación de vulnerabilidad. El balance de la puesta en marcha de este plan ha sido positivo según todas las partes implicadas en el proyecto, ya que no solo se beneficiaron las personas contratadas sino decenas de familias y mujeres que recibieron asesoramiento y apoyo en materia de empleo, lucha contra el absentismo escolar, etc. Así, se decidió impulsar una segunda edición para dar continuidad a los trabajos y proyectos que se han iniciado y del que se han beneficiado multitud de familias utreranas.

La Junta de Gobierno Local celebrada el pasado 5 de diciembre aprobó la subvención de 150.000 euros para la contratación de trabajadores por cuenta ajena a través del programa Inserta Empleo Utrera a propuesta de la Delegación de Recursos Humanos y Desarrollo Estratégico que dirige María del Carmen Suárez. La Asociación de Mujeres Santiago el Mayor repite como entidad que va desarrollar el programa ya que ha sido la única en presentarse a esta segunda convocatoria.

Una vez más, los destinatarios del proyecto son la población activa de Utrera en general, y especialmente los colectivos de vulnerabilidad social (mayores de 45 años, mujeres, personas con diversidad funcional, víctimas de violencia de género..). El objetivo es que al menos 21 personas mejoren sus condiciones sociales y personales aunque se calcula la repercusión en 350 personas.

En esta ocasión, los servicios que quiere prestar con el proyecto son: dignificación de las personas. A través de actividades encaminadas a la recuperación de los valores perdidos a causa de la pobreza continuada; motivación para el trabajo, promoviendo la motivación laboral de las personas desempleadas a través de programas especializados; acompañamiento y refuerzo social durante el empleo y la consecución de este; favorecer los contactos laborales con empresas; y motivación para la Formación Profesional mediante actividades dirigidas a adultos que quieran acabar los estudios y poseer una cualificación profesional.

Los puestos necesarios para desarrollar los programas son: informático, un técnico de orientación, 2 operarios de mantenimiento, 2 ayudantes de cocina, 4 animadores socioculturales, 1 mediador sociocultural, un nutriticionista, un asesor jurídico y una limpiadora.

Al igual que en la primera edición, se espera que sea entre los meses de enero y febrero cuando se realicen las entrevistas para la participación en este programa por la propia Asociación de Mujeres Santiago el Mayor.

La delegada del ramo, María del Carmen Suárez, ha recordado que sigue funcionando el servicio de empleo Andalucía Orienta (calle Veracruz 72) donde “todo aquel que lo necesite puede recibir orientación sobre las posibilidades laborales y toda la información disponible sobre los planes de empleo de las distintas administraciones”.